¿No “necesitamos” transgénicos?

Sí, sí, ya sé. Disculpen que insista con el tema transgénicos, no es que esté en una campaña a favor de este tipo de productos, pero definitivamente, y como siempre en este blog, estamos a favor del libre comercio y de la libertad individual.

Ya hemos explicado en anteriores posts cómo es que no existen argumentos válidos para imponer una “moratoria” (prohibición) al ingreso de semillas transgénicas o al cultivo de éstas en nuestro país (ver Proyecto de Ley aquí). Es falso, pues, (o al menos no se ha demostrado fehacientemente) que los cultivos transgénicos sean dañinos para la salud, afecten necesariamente o de manera relevante la biodiversidad, depreden la tierra cultivable o vayan a causar más pobreza en determinados sectores.

Pues bien, ahora el nuevo argumento, es que el Perú, debido a su gran diversidad y riqueza agrícola, es un país que “no necesita” de transgénicos. Este argumento es esgrimido por el mismísimo Presidente de la República, como puede apreciarse en este video.

Más allá de que la premisa sea errónea, pues consideramos que, si no hoy, pronto el país podría necesitar o beneficiarse en gran medida del cultivo y producción a gran escala de productos transgénicos; cabe preguntarse ante semejante argumento ¿puede el Estado prohibir la comercialización de un determinado bien o servicio simplemente porque “no es necesario”?

La respuesta es un contundente no. Bajo el régimen económico consagrado en nuestra Constitución (artículo 59), el Estado garantiza las libertades de trabajo, empresa, comercio e industria. Estas libertades pueden en efecto ser limitadas, pero estas limitaciones deben estar motivadas en razones de salud, seguridad pública,  externalidades (daños a terceros), ausencia de competencia o competencia “indebida”, entre otras mencionadas en la propia Constitución. Esas limitaciones, además, deben ser razonables y proporcionales.

Determinar si el país, si el mercado peruano “necesita” o no un bien determinado no es competencia del Estado peruano. Son los consumidores, con sus decisiones de compra, y los productores (que bien podrían encontrar un nicho de mercado en el extranjero) quienes deben determinar esto.  Si alguien produce algo que el consumidor “no necesita” habrá realizado una mala decisión empresarial y deberá asumir las consecuencias de sus actos, reconvirtiendo su empresa o saliendo del mercado.

2 respuestas a ¿No “necesitamos” transgénicos?

  1. Félix dice:

    Buenas noches,

    Llegué por el hashtag de twitter a este Blog.

    Te copio una nota interesante sobre los transgénicos, que da argumentos de porqué es un concepto peligroso.

    http://www.rapaluruguay.org/transgenicos/Prensa/Troya.html

    Más allá del transgénico en si, que por la polinización y cuestiones de mercado juega en contra de la biodiversidad, el problema es la gente. Tal como las empresarios sin ética hacen estragos en todos los sectores, también lo hacen en este.

    Un dato relevante de la nota, es que la mayoría de los transgénicos utilizados en USA se usan para forrajeras, o sea para alimentar a animales, generar carne que es para países/sectores de alto poder adquisitivo…entonces ¿cómo vas a combatir el hambre si usas la tierra para generar alimentos caros que no consumen los pobres?

    A mi criterio las causas del hambre en el mundo, claramente son otras. Estoy estudiando el tema de la quinoa para un proyecto de negocio y la mayoría es orgánica…dá trabajo a mucha gente, la conecta en cooperativas, se las capacita y se está sacando de la pobreza a mucha gente. En este sector la virtuosidad de lo orgánico es clara. Y los países más educados del mundo son los que más alimentos orgánicos consumen…por algo será.
    Saludos,

  2. Walter Alvarez Meza dice:

    Los argumentos del señor presidente son meramente coloquiales, carecen completamente de solidez. Considero que esta limitación a la competencia me parece muy mala e ineficiente, sin embargo, insisto que el etiquetado (no por peligroso o riesgoso) de un producto que fue modificado genéticamente, es bueno, en el sentido de que mientras más información, relevante para la compra, tenga el consumidor es mejor.
    Sé que esta manipulación no genera peligro (científicamente comprobado) pero como señalas en el post, deben ser los consumidores, quienes con su compra, decidan si los productos se quedan o no en el mercado, pero eso no será posible si no se les brinda información relevante.
    La pregunta sería, pero si no causa peligro, porque la considero relevante? A mi entender, ello podría condicionar la compra de determinado producto, es decir puede cambiar la decisión de consumo, ya sea por desconocimiento o por simple antojo, un consumidor debe tener la libertad de hacerlo.
    Ahora, lo mismo podría suceder con cualquier otro ingrediente y no por eso vamos a generar sobrecostos con mayor información, claro pero a diferencia del fertilizante o pesticida utilizado para obtener la cosecha de un producto, esto es una manipulación en la naturaleza del producto, antes de su nacimiento. Ojo que no estoy en contra de su uso, creo que el gobierno hace mal en prohibirla, prefiero información a prohibición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: