Aprueban en Brasil norma que impide el despido de alcohólicos

El Parlamento de Brasil acaba de aprobar una ley que impide el despido por justa causa de empleados alcohólicos, bajo el argumento de que este problema “es una enfermedad que debe ser tratada con ayuda profesional”. Dicha norma modificó la Ley del Trabajo brasileña, que hasta ahora contemplaba el derecho del empleador a despedir a un empleado que se emborrachara de forma habitual en su puesto laboral.

Al reconocer el alcoholismo como una enfermedad, el trabajador obtendrá el derecho de recibir un subsidio del Estado durante su etapa de tratamiento y se le garantizará el empleo en los 12 meses posteriores a su reincorporación a la empresa.

Una vez más estamos ante una norma proteccionista para el trabajador que carece de un adecuado análisis económico (en realidad, yo soy de la idea de que toda o gran parte de la regulación laboral no tiene sentido, pero esto ya es para no creerlo). No hay que ser un gran estudioso de economía para entender que cualquier subsidio a una determinada actividad incrementará su incidencia. El principal efecto de la norma aprobada será el bajar el “precio” de ser alcohólico…. ergo, tendremos más “borrachines”.

La reseña de la norma señala que es el Estado quien subsidia al trabajador mientras dura su rehabilitación, por lo que se entiende que el empleador no está obligado a pagarle un salario mientras no trabaje. No obstante, la norma parece ignorar el costo de conseguir un reemplazo o mantener la plaza del empleador alcohólico mientras éste se recupera, entrenar a dicho reemplazo, o los riesgos asociados al hecho de que el referido trabajador (si no estuviera rehabilitado) pueda cometer faltas o realizar su trabajo mal.

Si bien parece positivo que se evite una condena moral a los alcohólicos y que se busquen medios para apoyarlos en su rehabilitación, ello no justifica un subsidio y menos aún que se imponga a empleadores privados.

9 respuestas a Aprueban en Brasil norma que impide el despido de alcohólicos

  1. Ito dice:

    Si partes del principio que el alcoholismo es una enfermedad, entonces tendrías que darle el tratamiento de cualquier otra incapacidad temporal para el trabajo. Gente con gastritis, peritonitis, cancer al cólon etc. ha llegado a estados críticos muchas veces por malos hábitos y nadie cuestiona que la seguridad social los subisidie mientras dura su recuperación ¿no sería el mismo caso que el alcoholismo?. Ito

    • Mario Zúñiga dice:

      Ito,

      Gracias por el comment. La gran diferencia es que el alcoholismo, a diferencia de las otras enfermedades que mencionas, es más directamente auto-inducido (reconozco que en los otros casos también puede ser muy relevante la conducta de los pacientes).

      Pero lo que me molesta de la norma es más que todo el costo que se impone al empleador privado. Es claro que un empleado alcohólico puede traer problemas. ¿Por qué el empleador tiene que comprarlos? (y aquí incluso podríamos cuestionarnos, por qué debería comprar problemas del empleado incluso cuando no sean auto-inducidos?).

      Un abrazo,

      Mario

      • Ito dice:

        Mario: Creo que, en realidad no se le impone al empleador, sino a la seguridad social. El empleador con o sin la norma puede despedir al trabajador que va a laborar bajo los efectos el alcohol (de manera uniforme en la legislación comparada), y dificilmente lo podrá hacer si éste se embriaga fuera de la jornada y del centro de trabajo. En todo caso, no me queda claro en qué consiste la imposición al empleador. Acá, me tocó un caso tal cual, y la verdad que técnicamente (perspectiva médica) es bien interesante cómo el tema del alcoholismo es tratado como cualquier otra enfermedad, y ello te obliga a que esa igualdad también se manifieste en el ámbito legal (laboral)

  2. cesar dice:

    Mario:
    tú dices lo siguiente: “cualquier subsidio a una determinada actividad incrementará su incidencia. El principal efecto de la norma aprobada será el bajar el “precio” de ser alcohólico…. ergo, tendremos más “borrachines””.

    Según tu afirmación, “si se recibe subsidios por ser alcoholico, entonces habrá gente que querrá convertirse en alcohólico”.
    Dos puntos sobre tu argumentación
    (i) no me queda clara que la gente quiera convertirse en alcohólico para recibir subsidio. Y por convertirse en alcohólico me refiero al término técnico de Alcohólico.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Alcoholismo

    Habría que buscar una definición más confiable de la wikipedia, pero no creo que haya mucha gente que quiera padecer todos los efectos del alcoholismo (ansiedad, depresión, alucinaciones, etc.) recibir este subsidio. No me parece que sea suficiente incentivo. En todo caso, el subsidio es para que deje de tomar y esto se vincula con mi segundo punto.

    (ii) el subsidio tiene como objetivo dejar que seas alcohólico, o sea, dejar de tomar alcohol. No encuentro mucha racionalidad en que una persona se enferme voluntariamente para, luego, empezar a luchar contra la enfermedad que voluntariamente contrajo. Hasta donde entiendo el subsidio es para que deje de tomar.

    Lo anterior, no significa que esté de acuerdo con la propuesta brasileña, pero creo que tus argumentos no son lo suficientemente fuertes para rebatirla.

    • Mario Zúñiga dice:

      César,

      Gracias por tus comments, como siempre. Totalmente de acuerdo a que nadie querrá convertirse en alcohólico, pero debemos tener en cuenta que cuando la gente decide consumir alcohol de manera habitual afronta diversos costos que deberían tener cierto efecto de desincentivo: por ejemplo, contraer cirrosis o que te boten de tu chamba. Como la probabilidad de volverse alcohólico o contraer cirrosis es normalmente subestimada, muchas veces funcionan mejor otro tipo de desincentivos para beber irresponsablemente: mi mujer me va a dejar, pasar verguenza con los amigos, puedo perder el trabajo, etc. Con la norma que comento, es probable que mucha gente piense “total, no me pueden botar, puedo llegar zampado y no pasa nada” (acordémonos del empleado de la Municipalidad de Chorrillos y el TC.

      En todo caso, creo que puede discutirse si debemos subsidiar a un alcohólico para que se recupera. Pero lo que sí me parece totalmente cuestionable es que un empleador privado deba soportar los riesgos y costos de mantener en su empresa a un empleado alcohólico: rendimiento deficiente, irresponsabilidad, etc.

      Saludos,

      Mario

    • Mario Zúñiga dice:

      P.S.: César y si tienes algún otro argumento para rebatirla, compártelo!

      Un abrazo,

      Mario

  3. Mario Zúñiga dice:

    Ito,

    Parece que la norma justamente impide despedir a quien muestra signos de ebriedad en el trabajo, ya que según la noticia se modificó la Ley del Trabajo brasileña, que “hasta ahora contemplaba el derecho del empleador a despedir a un empleado que se emborrachara de forma habitual en su puesto laboral”.

    Me queda claro que el subsidio lo paga la seguridad social (no estoy seguro de que esté mal, pero en todo caso me parece discutible), pero sí se impone al trabajador el costo de no despedir un empleador, lo cual, aun cuando no le pagues el sueldo mientras se recupera trae otros costos: hay que buscar un reemplazo temporal, asumes el riesgo de que una vez pasado los 12 meses el pata no se rehabilite, o que recaiga… etc.

    Saludos,

    Mario

  4. cesar dice:

    Mario:
    no le he dado muchas vueltas al tema, pero creo que la carga que se le impone al empleador es excesiva, que le guarde la chamba hasta que se recupere me parece excesiva.
    Si la sociedad – vía el sistema democrático – considera que se debe ayudar a los alcohólicos a curarse, debe ser la sociedad la que también asuma todos estos costos, y no imponersela al empleador, por varias razones:
    (i) es la que mejor puede distribuir los costos y riesgos de ayudar al enfermo mediante los impuestos. Ayudar a una persona enferma tiene altos riesgos, y es bastante probable que no termines recuperando, o quizás hasta perdiendo, toda la inversión realizada en esta acción.
    (ii) el estado está mejor capacitado para distribuir en el tiempo los costos y riesgos.
    (iii) quizás los principales beneficiados, además del alcohólico, serían la familia y la sociedad, antes que la empresa.
    (iv) si la empresa considera que vale la pena invertir en la recuperación del enfermo, lo haría, si no lo hace es porque considera que el beneficio esperado no es lo suficientemente superior al costo esperado.
    (v) si obligas a la empresa a guardarle un sitio al empleado alcohólico, quizás termine buscando otra excusa para expulsarlo (Por ejemplo, que se ha vuelto sumamente peligroso), lo cual terminaría empeorando el ambiente laboral. El que una norma diga que no lo despida no significa que el empleador no lo vaya a hacer.
    Si quieres hacer cumplir la norma, se incrementarían los costos administrativos (costos de fiscalización, juicio, sanción, etc.)

    Por eso, en principio, creo que los costos deben ser asumidos por el Estado y no por el empleador.

    Ahora no estoy muy convencido de tu argumento de que no debemos subsidiar a los alcohólicos a recuperarse. Mira el caso de los drogadictos. Creo que dejarlos a su suertes sería peor para la sociedad desde un punto de costos, como desde un punto de vista moral. Ahora ello no significa que después de que se recuperen no se les pida que repaguen su tratamiento. Ya veríamos qué mecanismos serían los idóneos para que devuelvan a la sociedad lo que hizo por ellos. Por ejemplo, dar charlas, actos de acción civíca, etc.
    un abrazo Mario,

    • Mario Zúñiga dice:

      César,

      Gracias por compartir tus puntos de vista sobre el tema. Creo que en términos generales estamos bastante de acuerdo. Lo que más me molesta de la norma comentada es el hecho de cargar el costo que mencionas al empleador.

      Lo del subsidio, tengo mis reparos pero reconozco que es un tema discutible. En todo caso, si les apoya en la recuperación sería justo y eficiente, como propones, que luego reembolsen ese costo con una acción cívica o similares.

      Un abrazo,

      Mario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: