Los homosexuales deberían pagar menos impuestos

Hace poco fui testigo de un hecho lamentable que grafica las consecuencias de no tener una protección legal del vínculo homosexual (y cuyos protagonistas prefiero mantener en reserva para respetar su intimidad). Me refiero al caso de una pareja homosexual que llevaba más de 30 años junta. Se conocieron en sus treintas y desde entonces llevaron una relación estable y de respeto mutuo… ¡que muchos heterosexuales ya quisieran algún día lograr! Lamentablemente, los prejuicios colectivos fueron más fuertes para sus -conservadoras y muy devotas- familias, quienes decidieron aislarlos como parias desde que hicieran pública su inclinación sexual.

Hace poco uno de ellos enfermó perdiendo la capacidad de discernimiento… tras lo cual se inició un proceso legal de interdicción para asignarle un curador (tutor). Dado que nuestras reglas de convivencia no reconocen ningún derecho a las uniones homosexuales, la persona con quien había compartido la mayor parte de su vida adulta y que lo había venido cuidando en su enfermedad no tuvo derecho a ser su curador. En su lugar se designó a una de las hermanas del enfermo, con quien éste no había tenido relación alguna hacía décadas. El desenlace era previsible. Lo primero que hizo la hermana como curadora fue impedir las visitas de su pareja para no permitir esa situación “inmoral que estaba proscrita por Dios”. Es decir, las reglas de convivencia social generaron algo injusto y cruel… por un prejuicio colectivo absurdo que discrimina la libertad de elección de ciudadanos peruanos iguales que todos los demás (¡y que hasta donde se no pagan menos impuestos!).

La ausencia de protección legal a las uniones homosexuales, hay que decirlo, es inconstitucional. La razón es simple: atenta contra el derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad (artículo 2-1 de la Constitución), al no tratar por igual a todas las uniones de ciudadanos peruanos (artículo 2-2 de la Constitución). Así, hoy por hoy las parejas homosexuales no pueden acceder a derechos individuales básicos de los que sí gozan los heterosexuales (ser reconocido legalmente como la persona que puede tomar decisiones médicas y legales respecto a su pareja, tener un régimen de gananciales, capacidad de heredar bienes en caso de muerte, acceso al crédito compartido, obtención de seguros familiares para su pareja…).

En otras palabras, el propio Estado –llamado a garantizar que nada afecte el derecho a elegir- juzga las elecciones individuales y las divide en “buenas” para parejas heterosexuales y “malas” para parejas homosexuales. De esta manera pretende reemplazar al individuo en su derecho a elegir qué le trae mayor bienestar… y con ello muestra su peor faceta Controlista y Totalitaria… su fanatismo, discriminación y violencia.

La discriminación que viven los homosexuales -ante la falta de regulación o protección jurídica- ha sido solucionada en varios países que hoy permiten el matrimonio homosexual: España, Holanda, Sudáfrica, Portugal, ciertos Estados de los Estados Unidos de América y en la ciudad de México D.F. Otros tantos han optado por permitir la Unión Civil: Colombia, Uruguay, el Estado de Rio Grande del Sur en Brasil, ciertas zonas de Argentina como Buenos Aires, Villa Carlos Paz, Rio Cuarto y Río Negro… ¿y el Perú?

En nuestro país, el congresista Carlos Bruce ha presentado el 4 de febrero de 2010 el Proyecto de Ley de Patrimonio Compartido 3814-2009-CR, que propone que dos personas –cualesquiera sea su sexo o vínculo- puedan suscribir un contrato para compartir un patrimonio. Si bien un patrimonio compartido facilitaría acceder conjuntamente a créditos bancarios, sería insuficiente para garantizar derechos fundamentales tan elementales como tomar decisiones médicas y legales respecto a su pareja enferma, tener un régimen de gananciales, heredar bienes en caso de muerte, obtener seguros de salud y vida, etc.

El Movimiento Homosexual de Lima (MHOL) ha trabajado en un proyecto de Ley, que podrán encontrar en su página web, que busca declarar expresamente la prohibición de cualquier forma de discriminación sexual. Dicha declaración ya existe en el artículo 2-2 de la Constitución, por lo que el proyecto no agregaría mucho valor (y ya tenemos suficientes leyes). ¡A las cosas por su nombre! De lo que se trata es de proponer un proyecto que otorgue a la una unión civil entre personas del mismo sexo los mismos derechos que el matrimonio (dejando para más adelante, análisis de impacto en el menor de por medio, la discusión acerca de la adopción).

La base para construir una sociedad que logre vivir en paz es que su propio Estado trate a sus miembros por igual… y garantice que nadie sea discriminado por género, raza, religión o preferencia sexual. Mientras no se apruebe la unión civil homosexual, los homosexuales deberían pagar menos impuestos.

10 respuestas a Los homosexuales deberían pagar menos impuestos

  1. chiga dice:

    Fernando:
    Tu amigo debería presentar un amparo, y demostrar que el tiene derecho a cuidar de aquella persona con la cual ha vivido tanto tiempo. Quizás debería pedir ayuda al MHOL o alguna organización de Derechos Humanos para que les ayude en la defensa de sus derechos.
    Yo creo que la correlación de fuerzas en el Congreso y en la Opinión Pública es a favor del conservadurismo. Veo muy difícil que, por el momento, se apruebe una ley reconociendo los mismos derechos a una pareja homosexual que a una heterosexual. No creo que nadie se atreva a pelearse con la Iglesia, los políticos conservadores, incluso la opinión pública (hasta donde recuerdo las encuestas no le daban mucho apoyo), y el incentivo de un político en época electoral es votos. Si no vas a ganar muchos votos, y, por el contrario, te vas a ganar enemigos poderosos, ¿por qué promoverías una ley de ese tipo? Me parece injusto, pero no veo que existan las condiciones para que se apruebe una ley de ese tipo en mucho tiempo en el país.

    En un amparo, le vería mayor opciones. El TC

  2. chiga dice:

    se envío el mensaje por error.
    voy a terminar:
    En un amparo, le vería mayores opciones. El TC tiene algunos casos a favor de ir eliminando ese tipo de discriminaciones por orientación sexual: caso del policía que se casó con un transexual, y otros más que en este momento no me acuerdo.
    Muchos Derechos se ganan en las cortes. Si la mayoría no me quiere reconocer un Derecho (mediante el Congreso), habrá que ir a los Tribunales para pedir su reconocimiento.

  3. Mario Zúñiga dice:

    De acuerdo con la propuesta Fernando.

    Tal vez la salida pueda venir también por el lado de desregular el matrimonio y las sucesiones, o en todo caso que menos normas de estos temas sean imperativas. ¿por qué le tengo que dejar, por ejemplo, una parte de mi herencia a mis padres o a mis hermanos? Puede ser que no haya una buena relación o simplemente que estos ya tengan un patrimonio importante y prefieras heredarlo a otros.

    Saludos,

    Mario

  4. Andrés Calderón dice:

    Comparto totalmente tu postura Fernando en la necesidad de otorgar un tratamiento igualitario a las uniones homo y heterosexuales.

    Creo, al igual que Mario, que el tema pasa porque las normas que regulan estos asuntos de “familia” son imperativas. Preferible sería dar total libertad para una autorregulación de los derechos civiles y principalmente económicos que acarrea un matrimonio o unión de hecho. Si estas fueran dispositivas, entonces no habría ningún problema en que en virtud de un contrato, una pareja homosexual defina sus herederos, el régimen económico vigente durante la unión, y quién podría ser su curador como en el caso que involucra a tu amigo.

    Saludos,

    AndC

  5. Stefanie dice:

    Totalmente de acuerdo con tu posición.
    Es puro rollo social…si hicieran caso tal cual a lo que dice la constitución sin tabues sociales, otra cosa sería.
    Pasa que el tema mueve, choca con el qué diran, hasta con los propios temores de reconocerse uno mismo homosexual, con las mentalidades retrógradas, con las personas que hablan de igualdades pero no respetan a los demás. Habría que hacer una diferencia, si es posible, entre respetar y tolerar. Si yo no tolero tus costumbres, tus opciones, no quiere decir que deba dejar de respetarte…..Puedo respetarte y simplemente no casarme con tus ideas, pero dejarte ser, por simple derecho.

  6. Luis Carlos dice:

    Fernando,

    Con lo único que no estoy de acuerdo de tu artículo, es en la postura algo más conservadora que podrías tener con el tema de la adopción, pues yo lo tengo claro desde ya: no veo razones para negarles ese derecho. Espero preparar un post sobre el tema pronto.

    Creo que has evidenciado algo muy importante en todo esto y es que la legalización y reconocimiento de la unión entre homosexuales en condiciones que no sean idénticas a las de heterosexuales, podrá porteger muchos aspectos patrimoniales (herencia, crédito, alimentos, etc.) pero deja de lado aspectos humano que terminan por ser mucho más importantes, como en el dramñático caso que nos cuentas.

    Saludos,

    Luis Carlos

  7. Fernando Caceres Freyre dice:

    Gracias por sus comentarios.
    – Luca, no digo que no deban adoptar, solo digo que para ser coherente -al menos con lo que yo pienso- tratandose de otras libertades hay algo mas que analizar (mas aun si se trata de un menor). Y es interesante saber que ya hay estudios que concluyen “padres gay, hijos ok”, segun rebote hace algunas semanas…
    – 100% de acuerdo contigo, Cesar (Higa), es politicamente incorrecto aprobar una ley que homologue el derecho de los homosexuales al de los demas (por eso Bruce propuso una Ley de Patrimonio Compartido)… y posiblemente mi amigo tenga mejor chance en el TC.
    – Sobre el comentario de Mario y el de Andres, tambien estoy 100% de acuerdo en que deberiamos comenzar a pensar como desregular las normas imperativas de familia y sucesiones. Da para articulo entero!
    – Me gusta la idea de Stefanie de separar el plano interno del externo (aunque no estoy seguro si podamos hacer esa diferencia usando las palabras tolerancia y respeto, respectivamente). En el plano interno, guiado por la moral individual o la religion, puede uno tener (o no) una actitud critica hacia la homosexualidad… pero eso no me da derecho a traducirla en una practica discriminatoria.

    En mi opinion, las leyes NUNCA deben ser mecanismos asolapados de censura hacia otros. El principio basico de una organizacion social es el derecho a elegir y el respeto a los demas. Violentar estos valores es totalitarismo.

  8. Hugo Gómez A. dice:

    Juan y Pedro, ambos mayores de edad, quieren casarse. Van a la municipalidad y presentan la solicitud para contraer matrimonio civil. El alcalde revisa la solicitud, la primera que ve de este tipo. Se pone a pensar. Lee el artículo 234 del Código Civil que dice que el matrimonio es la unión voluntariamente concertada por un varón y una mujer. La solicitud es firmada por dos hombres. Le parece injusto rechazar la solicitud.

    Este alcalde, lee la Sentencia del Tribunal Constitucional del caso Salazar Yarlenque (Expediente 3741-2004-AA/TC) y el caso Hatuchay (Expediente 06135-2006-PA/TC); también lee la Resolución de la Sala de Defensa de la Competencia del Tribunal del Indecopi del caso Belleville (Resolución 0259-2001/TDC-INDECOPI)y el artículo de Alfredo Bullard y César Higa.

    El Alcalde está convencido. Aplicará el control difuso administrativo. Para él es inconstitucional la parte que dice “un varón y una mujer”. En su lugar cree que la norma debe decir “dos personas”.

    Así que inaplica esa parte del Código Civil y procede a realizar el matrimonio civil.

    Saludos

  9. Excelente Post!

    Es cierto que a veces la ley no se adecue a la realidad y que sigamos penando que es la conducta humana es la que se debe adecuar a la ley… Me resulta dramático entender que todavía no seamos capaces de respetar a la libertad de las minorías sexuales. ¿Qué nos importa lo que las personas hagan dentro de cuatro paredes y en privado?

    Hugo: me encantó tu razonamiento deol control difuso, la pregunta sería ¿podemos encontrar funcionarios ediles tan progresistas? OJALA APAREZCA ESE HARVEY MILK CHOLO http://en.wikipedia.org/wiki/Milk_(film) Y VEREMOS COMO ESE DISTRITO SE CONVERTIRÁ EN NUESTRO SAN FRANCISCO!

    Te cuento que a finales del año pasado en México había un proyecto para legalizar el matrimonio gay en el D.F. No le hice seguimiento y no se en qué terminó; pero me llamó la atención que un párroco de ahí dijera cosas como: “Es un riesgo que se considere el consenso social para aprobar este tipo de decisiones, pues asegura que luego se podría llegar a cuestiones como la legalización de las drogas”; “No estamos en época de consensos, todo lo que considera correcto la mayoría se aprueba, si la mayoría aprueba el aborto, qué importa entonces la ley de dios, así vivimos, si llevamos el consenso a las últimas consecuencias, debemos tener cuidado”; “es un riesgo permitir que una persona homosexual participe en rituales como el bautismo de un menor”… Estas declaraciones son aberrantes y las cuestiono en mi post ¿Matrimonio gay? (en una) ¿Iglesia Católica? Que te invito a leer. http://pichilon-adas.blogspot.com/search/label/homosexual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: